Ignorada o ignorancia / Rosendo-Luis Fernández *

Cuando leo el titular de la página en portada de La Región: “La Raia ourensana, ignorada en la reunión sobre la frontera”, no se me ocurre otra cosa que pensar si será por simplemente ignorar a una parte de la sociedad ourensana o por ignorancia general del que lo hace. Y si quieren que le añadamos una mayor dosis al asunto diría por las dos, ignorar e ignorancia. 

Efectivamente, que el máximo representante del Gobierno de España en Galicia, Javier Losada, haya mantenido una reunión por vídeoconferencia con varios y diversos altos representantes portugueses al otro lado de la Raia, no invitando, omitiendo, evitando, ignorando, a representantes empresariales y de los trabajadores, políticos o comerciantes de la Raia ourensana, pues no tiene fácil explicación y llamémosle como se quiera.

Además, de lo que son casi 300 kilómetros de frontera –la provincia española con más kilómetros de frontera con Portugal- tenemos un territorio singular, que configura la Eurociudad Verín-Chaves, la primera de la Península Ibérica, que tampoco fue invitada; cuando, como muy bien argumenta su gerente, están liderando iniciativas para que los gobiernos de Lisboa y Madrid faciliten el tránsito e intercambio comercial entre los vecinos de los municipios transfronterizos, los cuales convierten la Eurociudad en un instrumento de desarrollo regional, que permite mejorar la calidad de vida de los ciudadanos; es de lo que se trata, con el objetivo de procurar un tránsito sanitariamente más seguro por mor de la pandemia. Pero el delegado de Gobierno, sin contar con la parte ourensana. 

Aún causa mayor estupor, si cabe, que la Delegación del Gobierno en Galicia, a través del delegado, diga mostrarse “sensible” con la situación de la franja, para trasladársela al Gobierno de España, ¡sin escuchar a Ourense! ¿No hará falta? ¿Qué es del manido diálogo? ¿Ocurriría Igual, si se diese el caso, entre Cataluña y Francia o Andorra, y que el Delegado hablase con las fuerzas vivas del otro lado y omita a Cataluña? ¿A que no?

Sincera y objetivamente, sólo por ignorar o por ignorancia, se entiende este desplante, cuando la situación epidemiológica en estos momentos, entre el norte de Portugal y Galicia, mejoró sensiblemente y es muy parecida, y la apertura de los pasos fronterizos se hace necesaria para facilitar el tránsito de los trabajadores, que deben cruzar la Raia para acudir a sus puestos de trabajo, al igual el transporte de mercancías.

 Cabría preguntarse si entienden la política como arte de facilitar y hacer posible lo necesario. Y los políticos, para ejercerla, sólo la podrán ejecutar manteniendo una comunicación fluida, sin vetos, con los actores protagonistas de un lado y otro de la frontera. Obvio que no sería por motivaciones ideológicas tal omisión.

Mientras me embarga la duda de si estamos ante una querencia por ignorar o ante una fatídica ignorancia de la situación, del contenido y la relación transfronteriza entre Ourense y norte de Portugal, sólo me cabe apelar al argumento de Innerarity, al afirmar: “Lo que actualmente desacredita a la política no es una actitud autoritaria sino la distancia entre lo que habría que hacer y lo que se hace…” Rectificar es de sabios y sólo así podríamos expresar que no existe politización del tema, que no lo merece.


 (*) Político gallego del PP


Comentarios

Entradas populares de este blog

Confinamiento contradictorio / Juan Mariano Pérez Abad *

Portugal intenta salvar su temporada turística

Día de la Virgen este 13 de mayo con el santuario de Fátima totalmente vacío