El Ayuntamiento de Lisboa estima una caída de 20 millones de euros en el impuesto turístico este año


LISBOA.- El Ayuntamiento de Lisboa prevé una caída de los ingresos de 273 millones de euros para el año 2020, de los cuales 115 corresponden al IMT (impuesto de transferencia de propiedad) y 20 millones corresponden al impuesto turístico. Esta información fue transmitida este martes por el vicepresidente de la Cámara de Lisboa, dirigida por el PS, en la sesión plenaria de la asamblea municipal, celebrada por videoconferencia.

Sin embargo, los descansos esperados se relacionan con proyecciones «aún muy inciertas» y de «primer análisis» realizadas en este contexto de la pandemia de 19 covid, destacó João Paulo Saraiva (Ciudadanos por Lisboa, elegido en la lista de socialistas).
En la reunión, los diputados municipales aprobaron una propuesta de la Cámara de Lisboa de enmiendas presupuestarias destinadas a integrar el saldo de gestión no consignada de 2019 en el presupuesto para el año, que asciende a 359 millones de euros.
Según el documento, los «refuerzos efectuados en las partidas de gastos corrientes suman un total de 273.012.659 euros», y el resto se refiere a compromisos que se prorrogó desde el año pasado hasta este año, que no están asociados con el contexto de la pandemia.
La propuesta contó con los votos favorables del PS, BE y ocho diputados independientes, el PSD, PCP, PAN, PEV, MPT se abstuvieron y un independiente elegido, con el CDS-PP, PPM y un voto independiente en contra.
El documento ya había sido votado en una reunión de la autarquía en abril, con la votación del CDS-PP y el PSD en contra, la abstención del PCP y los votos favorables de BE y PS (que tienen un acuerdo de gobernanza del condado).
El vicepresidente de la municipalidad, João Paulo Saraiva, enfatizó que la cámara decidió no «revisar el presupuesto ahora», evitando hacer «revisiones excesivas, hacia arriba o hacia abajo, dada la realidad y las proyecciones» que existen. hasta ahora.
«Lo que garantizamos con esta reserva de contingencia es que no gastaremos más de lo que hemos estimado en cada momento que cobraremos», dijo el alcalde a Lusa en abril, un argumento que se repitió hoy en la presentación de la propuesta a los funcionarios municipales electos. .
«Esta es una técnica presupuestaria que brinda» flexibilidad a la cámara «, que actualizará la reserva para contingencias de acuerdo con el comportamiento de los ingresos», agregó en ese momento.
La revisión ahora realizada también garantiza la asignación de 25 millones de euros del Fondo de Emergencia Social, ya aprobado, así como la ejecución de los 27 millones de euros que corresponden a la exención, dada por la cámara, del pago de honorarios, alquileres y otros beneficios, referido.
Hablando en la sesión, el diputado del PSD, Luís Newton, consideró que esta revisión «es un ejercicio muy especulativo, argumentando que» el daño real no se puede anticipar «durante este período de pandemia.
A pesar de las reservas, el funcionario electo anunció la abstención de los socialdemócratas, justificando que «es un voto de confianza en la gestión financiera de este período».
A través del CDS-PP, Maria Luísa Aldim dijo que no entendía «cómo las consecuencias de esta realidad no se reflejan en el documento» y acusó a la cámara de falta de transparencia, una posición corroborada por el diputado José Inácio Faria, de MPT
“Sabemos que los ingresos no serán los esperados. También sabemos que los gastos y las prioridades no serán los mismos (…). Y lo que vemos en este documento es simplemente una adición, es decir, una inscripción de 370 millones de euros en el saldo, inflando así el presupuesto de la Cámara de Lisboa para 2020 ”, también defendió Maria Luísa Aldim.
Aline Beuvink, de PPM, consideró la propuesta «poco realista e incorrecta», mientras que los diputados Miguel Santos (PAN) y Ana Easter (PCP) expresaron su preocupación con respecto a las tasas de ejecución del presupuesto.
La diputada independiente del movimiento Ciudadanos por Lisboa, Teresa Craveiro, sugirió mantener un «debate más amplio, con varios pensadores», especialmente sobre cómo «reestructurar una economía» en proximidad, con comunidades y vecindarios.
Por otro lado, el independiente Rui Costa acusó a algunos grupos de oposición de «hipocresía» y señaló que esta revisión «cumple con las normas aprobadas en el parlamento».
“No me hables de falta de rigor o falta de transparencia. Fuimos muy estrictos ”, respondió el teniente de alcalde a las críticas hechas por la oposición.
«No pensamos que fuera prudente que, al realizar una revisión del presupuesto, comenzáramos inmediatamente a reducir los ingresos y, por lo tanto, a revisar los ingresos del municipio a la baja», reiteró João Paulo Saraiva.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confinamiento contradictorio / Juan Mariano Pérez Abad *

Portugal intenta salvar su temporada turística

Día de la Virgen este 13 de mayo con el santuario de Fátima totalmente vacío