Portugal vuelve a imponer el confinamiento en el extrarradio de Lisboa

LISBOA.- El Gobierno portugués ha aprobado este jueves imponer de nuevo el confinamiento en 19 distritos de la región de Lisboa a causa del fuerte repunte de contagios en la zona. La medida ha sido aprobada por el Consejo de Ministros y anunciada posteriormente por el primer ministro, Antonio Costa.

Esta resolución, que entrará en vigor el 1 de julio y durará hasta el 14 del mismo mes, divide al país en tres zonas, en función de la gravedad de la pandemia. Así, decreta el estado de calamidad -el más alto- a 19 distritos de Lisboa, el de contingencia al Área Metropolitana de Lisboa y el de alerta -el más bajo- al resto del país.
En los distritos confinados, los habitantes solo podrán salir de casa para realizar actividades esenciales, como trabajar o comprar productos alimenticios o medicamentos. 
La resolución recuerda que se mantiene, "por razones de salud pública", la necesidad de cumplir las reglas de ocupación, permanencia y distanciamiento físico, así como las de higiene. Y, añade, entran de nuevo en vigor las medidas "excepcionales y específicas" en cada nivel relativas a los establecimientos de restauración y actividades de prestación de servicios, entre otros. 
La medida vuelve a limitar el número de personas que pueden reunirse y establece un máximo de 20, 10 y 5 individuos para los estados de alerta, contingencia y calamidad, respectivamente. Además, se extiende a todo el país la prohibición -ya vigente en el Área Metropolitana de Lisboa- de consumir bebidas alcohólicas al aire libre, a excepción de los establecimientos de restauración adaptados para ello.
De hecho, las fiestas ilegales con cientos de jóvenes convocados en su mayoría a través de las redes sociales han sido uno de los grandes escollos que Portugal ha tenido que afrontar en los últimos días para controlar la difusión del coronavirus.
El preocupante aumento de casos en el país y especialmente en la capital ya había provocado que, desde esta semana, se aplicasen ciertas restricciones en la zona, que es la que más casos ha registrado desde que comenzó la pandemia.
Portugal reimpondrá así el confinamiento en varias zonas de la conurbación de Lisboa para combatir una preocupante oleada de casos de coronavirus en las afueras de la ciudad.
Los habitantes de las zonas afectadas —un total de 19 distritos que no incluyen el centro de Lisboa— solo podrán salir de sus casas para comprar artículos de primera necesidad, como comida o medicamentos, y para desplazarse al trabajo.
Esta es la última de las peticiones que han hecho las autoridades para controlar el nuevo brote. 
A principios de semana ya se impuso en Lisboa y otras localidades del área metropolitana la prohibición de reuniones de más de 10 personas, así como la norma de que los comercios deben cerrar a las 20.00 -salvo restaurantes, que podrán dar cenas-. 
También se suspendía la venta de bebidas en las áreas de servicio con el fin de evitar botellones o cualquier otro tipo de reunión similar en la vía pública.
Además, aumentaron las medidas de seguridad en los centros comerciales. Una vigilancia que se incrementará en los próximos días también en la calle para asegurar el cumplimiento de estas directrices.
Portugal ha elevado este jueves a 40.415 el balance provisional de personas contagiadas del nuevo coronavirus, 311 casos más que el miércoles, de nuevo con la región de Lisboa y Valle del Tajo como la más afectada por la pandemia.
Este jueves, la Dirección General de Salud ha anunciado que el número de fallecidos durante la pandemia a causa del COVID-19 se ha situado en 1.549 y los casos en 40.415. 
En la región de Lisboa y del Valle del Tajo, que superó este miércoles el número de casos positivos del Norte del país, la pandemia ha afectado ya a 17.767 personas, 240 más que el miércoles. 

La vuelta de la Champions, en riesgo

El próximo 7 de agosto se reanudará la Champions League. Primero, se resolverán las eliminatorias de octavos que están pendientes, entre las que se encuentran la de Real Madrid y Manchester City y la de FC Barcelona y Nápoles. El Atlético ya está en cuartos tras resolver su pase frente al Liverpool, en un encuentro no sin polémica por el viaje de aficionados a Inglaterra.
Sin embargo, debería ser Lisboa la que albergase los platos fuertes del regreso. La capital lusa fue la elegida por la UEFA como la ciudad que iba a albergar una 'final a 8', con los cuartos, las semifinales y el gran partido que decidirá el título a partir del 12 de agosto. Sin embargo, los últimos acontecimientos pueden cambiar los planes iniciales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confinamiento contradictorio / Juan Mariano Pérez Abad *

Portugal intenta salvar su temporada turística

Día de la Virgen este 13 de mayo con el santuario de Fátima totalmente vacío