La apertura de la frontera devuelve la vida a la economía de Ayamonte


HUELVA.- La reapertura el miércoles de la pasada semana de la frontera entre España y Portugal ha sido como una “bocanada de aire fresco” para las empresas y comercios de Ayamonte y las zonas limítres, un municipio cuya economía depende en buena medida de los intercambios comerciales con sus vecinos portugueses, y donde por tanto la crisis sanitaria del coronavirus ha hecho más daño, si cabe, que en otros puntos de la provincia después de permanecer cerrado durante más de tres meses el puesto fronterizo que la separa del municipio luso de Castro Marím.

Una semana después de producirse la tan “ansiada reapertura”, así se ha referido a ella la presidenta de la Cámara de Comercio y de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios –Apyme– de Ayamonte, Bella Carballo, quien ha señalado en declaraciones a Huelva Información que “se ha notado muchísimo desde el primer día”, y quien ha precisado que las empresas y comercios ayamontinos “duplicaron sus ventas en solo unos o dos días en relación a la anterior etapa de la desescalada por la crisis sanitaria del coronavirus, cuando el puesto fronterizo permanecía aún clausurado”.
Una subida que según precisa Carballo “es solo una media”, ya que otros sectores como el de las gasolineras “han cuadruplicado sus ventas y otros han tenido una subida menos elevada”. 
Por todo ello, ha proseguido, los empresarios locales “están contentos y con esperanzas”, sobre todo teniendo en cuenta que “venían de una etapa cuyos negocios llegaron a bajar su nivel de ventas entre un treinta y casi un cien por cien, según los casos”.
En este sentido la presidenta de los empresarios ayamontinos ha puesto en valor el “aumento de pedidos” que se ha producido a lo largo de la última semana en las fábricas locales, el hecho de que en los comercios “hay más clientes” y que la hostelería “está relanzada”, aunque ha matizado que “no al mismo nivel que antes de la crisis sanitaria”, lo que al menos alivia el impacto sobre uno de los principales sectores de la economía. 
Por otra parte ha indicado que “el salto ha sido mayor tras la reapertura de la frontera que cuando se permitió abrir a los negocios coincidiendo con el inicio de la desescalada”.
A pesar de todo ello ha subrayado que la economía “sigue tocada” en la localidad en relación a la situación previa a la crisis sanitaria, pero la reapertura de la frontera ha supuesto que para los empresarios locales “ahora hay esperanza de poder salvar la temporada estival”, para lo cual ha añadido que “es muy importante” que el aeropuerto de Faro recobre próximamente la normalidad ya que muchos de los turistas extranjeros no portugueses que visitan Ayamonte llegan desde Faro.
Sobre el sector hotelero, según ha indicado Carballo, las previsiones de ocupación para Ayamonte de cara a este verano “son aún muy inciertas” ya que los hoteles han abierto sus puertas hace solo una semana, coincidiendo igualmente con la reapertura de la frontera. En este sentido ha precisado que “lo único que estamos detectando es que los fines de semana la ocupación es de un 75%, aunque esta cifra baja hasta el 30 o el 40 por ciento durante el resto de días”. No obstante, puntualiza, “aún es muy pronto para prever como va a ir el verano”.
Para concluir, Bella Carballo ha indicado que la sensación generalizada entre los empresarios locales es de “esperanza a la hora de poder salvar la temporada estival, aunque no en los niveles de otros años”; así como ha hecho mucho hincapié en que para ello es “muy importante” que no se produzcan rebrotes, por lo que ha solicitado “responsabilidad” a la ciudadanía a la hora de cumplir con todas las medidas de seguridad dirigidas a evitar contagios entre la población.
Por su parte Natalia Santos, alcaldesa de Ayamonte y presidenta de la Eurociudad del Guadiana [entidad de carácter transfronterizo integrada por esta localidad onubense y por los municipios portugueses de Vila Real de Santo António y Castro Marím], ha indicado a esta redacción que la reapertura de la frontera “era muy importante para un municipio como este, cuya economía depende en buena medida de los intercambios comerciales con Portugal”.
En este sentido ha calificado de “momento histórico” el día en que quedó de nuevo expedita la frontera, ya que “nunca antes habían estado tan separados Ayamonte y sus vecinos portugueses por el río Guadiana”.
Por todo ello para Santos “la reactivación del comercio se está produciendo desde el miércoles de la pasada semana” y, de hecho, las sensaciones de los empresarios y comerciantes locales “son buenas” teniendo en cuenta que el mismo día de la reapertura “ya lo notaron en sus ventas, que se vinieron arriba”.
Ya se ven portugueses por las calles y comercios de Ayamonte, así como extranjeros de otros países, aunque éstos últimos en menor medida”, ha incidido la primera edil ayamontina, para quien “aunque aún es pronto para tener datos concretos, sí he podido comprobarlo ‘in situ’ estos días visitando el tejido comercial de la localidad”.
El restablecimiento del tráfico fluvial por ferri entre Ayamonte y la localidad portuguesa de Vila Real de Santo António, iniciado ayer supondrá un estímulo más para la recuperación económica de la comarca por el impacto que tiene en el tránsito de personas y mercancias.
Para celebrarlo, según ha adelantado, está prevista la celebración de un “acto simbólico” en el que participarán los alcaldes de los tres municipios que integran la Eurociudad del Guadiana: Ayamonte, Vila Real de Santo António y Castro Marím.
Santos ha destacado finalmente la “importante afluencia” de bañistas a las playas de Ayamonte durante este primer tramo de la temporada estival ya que los visitantes de las zonas de baño del municipio “son fundamentalmente turistas de procedencia nacional”; así como la “altísima afluencia estos días de ciudadanos portugueses en las gasolineras de Ayamonte” dado que el combustible y la bombona de gas butano son mucho más baratos en España que en el país vecino.
Finalmente el concejal de Comercio y mercado del Consistorio fronterizo, Manolo Márquez, ha señalado a esta redacción que la reactivación económica propiciada por la reapertura de la frontera “se ha notado en el comercio en general, y mucho, aunque no tanto en el mercado de abastos, donde en esta época del año los principales clientes suelen ser turistas nacionales, y no tanto portugueses”.
No obstante ha matizado que el regreso del cliente luso “aún no se ha producido del todo porque aún hay un poco de recelo y hay personas que aún no se han decidido a cruzar la frontera parta hacer sus compras por miedo a los contagios”.
Es por ello por lo que ha señalado que “hay reactivación, pero ésta no es aún completa, lo cual esperamos que se vaya produciendo poco a poco hasta llegar a los niveles habituales”. En este sentido ha concluido afirmando que “vamos dando pasos hacia ello y, de cara a este fin de semana, el Ayuntamiento está distribuyendo por los comercios locales cartelería en español, portugués e inglés, informando sobre las medidas de seguridad para hacer frente al coronavirus”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confinamiento contradictorio / Juan Mariano Pérez Abad *

Portugal intenta salvar su temporada turística

Día de la Virgen este 13 de mayo con el santuario de Fátima totalmente vacío