Muere un experto bombero cuando combatía un incendio forestal en el centro de Portugal


LISBOA.- Un experto y cualificado bombero falleció anoche cuando combatía un incendio forestal de "proporciones medias" en el término municipal de Lousa, distrito de Coimbra, en el centro-norte de Portugal, concretamente en la Sierra de Lousã, que ya ha sido dado por controlado, informó luego la Autoridad Nacional de Emergencia y Protección Civil (ANEPC). Se trata del jefe de Bomberos de Miranda do Corvo, José Augusto, con 40 años de experiencia.

En un comunicado, la ANPC explicó que un segundo bombero resultó herido por quemaduras en las piernas y otros dos tuvieron que ser asistidos por inhalación de humo en el mismo fuego forestal.
El incendio comenzó a las 18.26 (hora local, GMT+1) y movilizó a 250 bomberos y 70 vehículos terrestres, y fue controlado dos horas y media después.
Sobre el terreno se mantienen operaciones de vigilancia.
El ministro de Administración Interna, Eduardo Cabrita, lamentó lo ocurrido en una nota en la que expresó su pésame a la familia, los amigos y la corporación de bomberos de Miranda do Corvo -a la que pertenecía el fallecido- en nombre del Gobierno portugués.
El comandante de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), Duarte da Costa, ha anunciado una investigación del Ministerio de Administración Interna por este incidente, aunque ha apuntado como posible causa la inestabilidad atmosférica "que provocó un cambio en la dirección del viento" en una zona bastante accidentada, según recoge el periódico luso 'Público'.
Augusto era "un profesional de gran competencia", según Da Costa, que ha lamentado el fallecimiento del bombero, un "experto" con casi cuatro décadas de servicio.
Otros tres bomberos han tenido que ser atendidos por profesionales sanitarios, pero ya han recibido el alta médica, según ha relatado a la agencia de noticias Lusa el subcomandante de Bomberos de Miranda do Corvo, Rui Bingre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confinamiento contradictorio / Juan Mariano Pérez Abad *

Portugal intenta salvar su temporada turística

Día de la Virgen este 13 de mayo con el santuario de Fátima totalmente vacío