Una bebé nace con coronavirus en Lisboa, un caso muy excepcional y bajo observación


LISBOA.- Una bebé nacida hace dos semanas en Lisboa está siendo observada porque se trata de un caso muy raro de contagio prenatal en una mujer que había dado previamente positivo.

La niña nació prematura, con solo 34 semanas y dos días de gestación, y ha presentado ya síntomas graves asociados a la nueva enfermedad como neumonía y dificultades para respirar.
El parto se desarrolló hace dos semanas en el Hospital de San Francisco Xavier de Lisboa, según ha revelado este sábado el periódico 'Expresso'. 
La niña está ingresada en una unidad de cuidados intensivos junto a su madre, bajo observación del Instituto Ricardo Jorge, que prepara un artículo para una revista internacional especializada.
Hasta ahora se han contabilizado 130 casos de nacimientos de una madre contagiada en Portugal, pero hasta ahora ninguno de los neonatos había dado positivo. A nivel mundial solo hay noticia de menos de diez casos de contagio intrauterino.
Las autoridades portuguesas han informado este sábado de 313 nuevos casos y dos nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas contabilizadas para sumar 48.390 contagios y 1.684 víctimas mortales. Además hay 33.153 pacientes recuperados tras sumar 363.
La Dirección General de Salud ha publicado un boletín en el que se informa además de 452 pacientes hospitalizados (cinco más que el viernes) y 65 en cuidados intensivos (dos menos que el día anterior).
Hasta 241 de los 313 nuevos contagiados (76,9 por ciento) son residentes en la región de Lisboa y Valle del Tajo. El resto corresponden al Norte (35), Algarve (16), Centro (14), Alentejo (4), Madeira (dos) y Azores (1). Los dos decesos corresponden ambos a Lisboa y Valle del Tajo.
La tasa de letalidad se sitúa para Portugal en el 3,48 por ciento, aunque es del 16 por ciento para los mayores de 70 años, el grueso de las víctimas mortales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confinamiento contradictorio / Juan Mariano Pérez Abad *

Portugal intenta salvar su temporada turística

Día de la Virgen este 13 de mayo con el santuario de Fátima totalmente vacío