Portugal adquirirá seis nuevos patrulleros oceánicos de aquí a 2029


LISBOA.- El Gobierno de Portugal ha autorizado hoy el gasto para la compra, prevista en la Ley de Programación Militar, de seis Buques Patrulla Oceánica para la Armada, por un importe de 352 millones de euros, que se entregarán entre 2023 y 2029


"Hoy es el Día de la Armada y por feliz coincidencia podemos anunciar hoy la decisión de adquirir seis patrulleros oceánicos más", dijo el ministro João Gomes Cravinho al término de la reunión del Consejo de Ministros celebrada en el Palacio de Ajuda, en Lisboa.

El ministro de Defensa Nacional explicó que el "programa empieza ahora, en 2021, y va hasta 2029", estando prevista la entrega del primer buque para "finales de 2023" y los demás se entregarán anualmente hasta 2029, excepto el año 2025.

El ministro indicó que esta adquisición estaba prevista en la Ley de Programación Militar de 2019 y "supone un gasto de 352 millones de euros, 283 millones para la parte de construcción y el resto -69 millones- para la parte de equipamiento y la supervisión del proceso constructivo."

Según el Ministro de Defensa Nacional, "habrá una licitación, es decir, la publicación de los requisitos en un anuncio público, seguida de un procedimiento de negociación".

"Veremos quién puja, naturalmente hay pocos astilleros que tengan capacidad para este tipo de buque y, al margen de cualquier otra consideración, seguramente habrá un alto grado de rentabilidad para nuestra economía, en la medida en que la construcción de buques como estos tiene muchos elementos, muchas subcontrataciones y las empresas portuguesas que ya han trabajado en los cuatro Patrulleros Oceánicos de la misma clase tienen, obviamente, una ventaja competitiva", elogió.

Explicó que "los buques son naturalmente militares, y por lo tanto están destinados al control del espacio marítimo bajo jurisdicción portuguesa, pero también tienen una alta capacidad de uso dual, para uso civil, incluso para la búsqueda y el rescate, para el control de la pesca, para combatir la contaminación, para combatir el tráfico de drogas y otros tráficos ilegales.

El ministro también argumentó que esto será "un importante estímulo para las industrias de defensa", que "representan puestos de trabajo cualificados, también representan una importante contribución al PIB y a las exportaciones" y "tienen un importante efecto multiplicador para la economía".

João Gomes Cravinho destacó entonces que la posibilidad de utilizar los equipos para uso civil y militar y el intento de "garantizar el máximo retorno" a la economía son dos premisas que "fueron muy importantes en la aprobación de la Ley de Programación Militar y están presentes precisamente en esta decisión de adquirir seis nuevos Patrulleros Oceánicos".

Según el ministro, la Marina portuguesa tiene actualmente, entre otras, cinco fragatas que "nunca están disponibles al mismo tiempo", lo que "es normal", y cuatro buques de la misma clase que los que se van a encargar.

"La Armada está bien equipada y estará muy bien equipada con estos nuevos buques de patrulla marítima", subrayó.

El ministro de Defensa Nacional dijo también que está previsto sustituir las corbetas de los años 70 que tenía la Armada (con días que aún están en servicio), por "buques mucho más modernos, mucho más capaces", un proceso que ya está en marcha.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ejército español se despliega para controlar Ceuta tras la entrada masiva de cerca de 8.000 inmigrantes

El imperio romano se expandió en la etapa más cálida del Mediterráneo en 2.000 años

EDP mantiene su objetivo de beneficios y el dividendo pese a la pandemia